ago
22
2013
1

¿Mirar o no mirar un par de tetas?

Como la Loren, yo también me fijo en las tetas de las mujeres. Lo confieso. Se me va la vista cuando veo a una mujer luciendo orgullosa un escote generoso y, sobre todo, natural. Igual que me fijo en un peinado original, en la forma de mirar de una persona, en un tatuaje o en los zapatos. Volviendo al escote, debe ser porque tengo una estandar 85 c y las mías las tengo ya muy vistas. Y aunque he visto un montón de pechos de todas las formas habidas y por haber (es lo que tiene ir a playas nudistas) pienso cómo debe ser acariciar esos pechos suaves, duros, semi o blandos, además de tibios,
sin ninguna intención erótica o sexual, que eso ya es otro tema. Es en ese momento cuando entiendo por qué l@s niñ@s, a la mínima que pueden, como quien no quiere la cosa, te tocan o estrujan una teta. O las dos.
Por eso, cuando he visto que hay una polémica en “La Vanguardia” sobre cómo mirar un escote, su conveniencia o no, lo que significa y el protocolo para mirar un escote, argumentado por no sé cuántos profesionales, casi me siento mal. A fin de cuentas sólo son un par de tetas y su dueña puede hacer con ellas lo que le de la gana. Como suele decirse, la “suciedad” está en la mirada del otro (o la otra). Y yo lo único que tengo sucio son las gafas.

ago
12
2013
5

Facebook, perdóname porque no sabía lo que hacía

Querido facebook: qué gran lección me has dado con tu castigo. Tres días sin poder publicar. Si es que me lo merezco. Era evidente que esa foto no podía ser publicada y yo rebasé tus límites. Una mujer ¡desnuda! estirando del pene (perdóname por esta palabra vulgar) de un hombre, también completamente desnudo (sé que eso es fuente de pecado, indecoroso y ofensivo). Encima el miembro masculino medía más de un metro de largo y eso es crear falsas expectativas, tanto a hombres como mujeres, a quienes pido perdón. A las mujeres además porque la chica mostraba abundante vello “allá abajo” y eso ya no se lleva. Hacérselo creer es engañarlas. También pido perdón a unas y a otros por la frase que encabezaba la foto algo así como “Por fin descubrimos el secreto del alargamiento de pene”. No puedo reproducirla textualmente porque, sabiamente, me la has eliminado. Lamento no haber puesto que la foto estaba retocada con photoshop y que podía herir la sensibilidad de l@s fans de la página. He sido muy pretenciosa al considerarl@s de mente abierta y sana, inteligentes, capaces de reírse de sí mism@s y de dar importancia en su justa medida a las cosas (bueno, la medida del pene no era muy justa). Mil perdones a l@s fans.

Pero he aprendido la lección. A partir de ahora sólo publicaré imágenes de guerras, muerte, asesinatos, crisis, corrupción, desgracias, suicidios, paro, violencia de género…que son reales y para nada ofenden a los seguidores. Imágenes de una vida fea que tapan lo preciosa que también puede ser. Eso si, siempre con tu permiso.

Un abrazo

pd: para demostrarte mi arrepentimiento he buscado una imagen realmente bonita, un capullo. La naturaleza sí que es sabia.



Diseño http://www.si23.es