oct
22
2012

Una mujer sin reglas habla de sus raíces

Mi tía Lola emigró a Argentina cuando tenía algo más de treinta años. Por ella llevo mi nombre.

Mi padre, su único hermano, la extrañaba con locura, y ella desde América, no veía la hora de volver.

Viajó porque mi abuelo escapó de la Guerra y se radicó allí. Con los años enfermó y reclamó por su hija, para que lo cuidara. Mi tía lo encontró muy deteriorado y mientras se ocupaba de él, trabajó, conoció a un hombre y se casó.

Su sueño de volver a España se fue haciendo cada vez más lejano. Sin posibilidades económicas, tras la muerte de mi abuelo, guardó sus deseos y se los trasmitió a Marta, su hija, que atesoró en su corazón cada relato que su madre le pintaba  de mil colores.

Lola mantuvo con mi padre una correspondencia regular durante muchísimos años, tantos, que las canas y las arrugas se apoderaron de ambos y cuando él tuvo oportunidad de visitarla en Buenos Aires, habían pasado más de cuarenta años sin verse.

Recuerdo con qué emoción contó el encuentro cuando volvió a casa, y lo duro que fue la despedida, ya que íntimamente ambos sabían que no volverían a verse.

Mi prima Marta y yo hemos mantenido cierta comunicación durante muchos años, pero la vida de ambas, nos ha hecho recorrer distintos caminos y habíamos perdido contacto.

Finalmente, la otra noche encontré fotos y otros recuerdos de aquel viaje de mi padre e decidí rastrear a mi prima. Después de una tarea de detective sin éxito, mi hija me dijo que probara a través de Facebook.

Claro!! Dije. Para algo bueno tiene que servir esa vitrina virtual donde aparece hasta el que no tiene intención de hacerlo.

Conclusión: encontré a mi prima, y  hablamos a través del Chat con una cámara digital.

Indescriptible la emoción de ambas. Parece mentira que puedas querer a alguien que no conoces, pero es así. Ella es mi única raíz paterna, yo soy su única raíz materna.

No se cómo, no sé cuando,  pero algún día nos encontraremos y estoy segura de que ese día, después del primer abrazo, ambas vamos a llorar por horas.

Por nosotras. Por nuestros padres.

Lola

 

 

Sin comentarios »

RSS para comentarios de este post. TrackBack URL


Deja tu comentario



Diseño http://www.si23.es