sep
27
2012

Discriminación salarial: quien calla, otorga

discriminación entre hombres y mujeres¿Qué sucede  en España? Cuánto menor es el salario de una mujer respecto de un hombre en un mismo puesto de trabajo? ¿Es posible hacer algo? El abogado especialista en Derecho Laboral José María García nos responde a estas dudas.

Actualmente en España más de la mitad de quienes acceden a la universidad y terminan sus estudios son mujeres. Con esta formación, ¿qué situación salarial las aguarda cuando entran al mercado laboral?

Lastimosamente, les espera un mercado laboral en plena recesión económica, con el agravante de que por ser mujer podrá aspirar aun salario entre un 15 y un 20 por ciento inferior que un hombre con la misma cualificación profesional

¿Cómo cambiar esta situación?

La solución de un problema que viene de una cultura con un componente machista tan arraigado en nuestra sociedad como la discriminación salarial solo puede venir desde lo colectivo: sindicatos y convenios colectivos han de corregir esta situación. Un problema tan grave como éste sólo puede solucionarse con una actuación decidida de la sociedad civil.

¿Cómo afecta la presente  crisis la viabilidad de estas acciones colectivas?

La crisis no la debemos ver como un problema para luchar contra la discriminación salarial. Al contrario, ha de ser un acicate, pues la crisis no hace menor el problema, sino que incluso lo agrava. Una discriminación entre sueldos altos puede ser una anécdota; una diferencia salarial entre sueldos de miseria, es una tragedia para quien la padece.

¿Es posible llevar adelante reclamaciones individuales? ¿Qué posibilidades de éxito tienen?

Por supuesto que es posible. El artículo 17 del  Estatuto de los Trabajadores prohibe expresamente la discriminación por razones de sexo (entre otras), y al tratarse de un derecho fundamental, existe un procedimiento sumario y de tramitación preferente, regulado en la Ley de Ordenación de la Jurisdicción Social para preservar los derechos de las personas que sean discriminadas en el trabajo por razones de género, y el derecho a la no discriminación salarial está entre los que la Ley contempla, regula y protege. Las posibilidades de éxito dependen obviamente de cada caso concreto, pero en muchas ocasiones se evidencia la necesidad de corregir judicialmente las discriminaciones que los convenios colectivos no han sido capaces de evitar, o que el propio status quo  ha tolerado absurdamente hasta ser considerado como algo inherente a nuestra sociedad.

 

Artículos relacionados

Diferencias salariales entre hombres y mujeres: una discriminación de género

Sin comentarios »

RSS para comentarios de este post. TrackBack URL


Deja tu comentario



Diseño http://www.si23.es