ago
26
2013
0

Recetas de “pega” para quedar como una reina

Aviso: esta información podría ser un insulto para las grandes cocineras, puristas de los ingredientes o fans “bulliciosas”. Para el resto de las mortales, como yo, no tiene precio.

Cuando mi madre, la mejor cocinera del mundo, me hablo de Falsarius Chef, se me abrió el cielo. Si ella, la nº 1  de los guisos, de las sopas, de los pasteles, de los callos y la ropa vieja decía que el libro era buenísimo, necesitaba comprármelo. A mi no me disgusta cocinar. Pero pensar “¿qué hago para comer?” me cuesta mucho más que hacer el sudoku nivel avanzado. Así que eché un vistazo al libro y es pornografía pura para nuestras abuelas, pero es de un erotismo sublime para las “impostoras” como yo. Algunas de las recetas son “Paella Hereje”, “Hot-Dior (perrito caliente de marca), “El foie en tiempos de crisis”, “Judías verdes a la traicionera”, “Pollo al sobre (de sopa)”… Ésta última me quedó buenísima.

Para que os hagáis una idea el libro que tengo en mis manos ya lo avisa en su portada: “Astutas recetas de cocina con latas, botes y congelados para quedar como un puñetero chef”.

Os dejo el link de su blog. Vale la pena que echéis un vistazo…

http://www.falsariuschef.com/

ago
22
2013
1

¿Mirar o no mirar un par de tetas?

Como la Loren, yo también me fijo en las tetas de las mujeres. Lo confieso. Se me va la vista cuando veo a una mujer luciendo orgullosa un escote generoso y, sobre todo, natural. Igual que me fijo en un peinado original, en la forma de mirar de una persona, en un tatuaje o en los zapatos. Volviendo al escote, debe ser porque tengo una estandar 85 c y las mías las tengo ya muy vistas. Y aunque he visto un montón de pechos de todas las formas habidas y por haber (es lo que tiene ir a playas nudistas) pienso cómo debe ser acariciar esos pechos suaves, duros, semi o blandos, además de tibios,
sin ninguna intención erótica o sexual, que eso ya es otro tema. Es en ese momento cuando entiendo por qué l@s niñ@s, a la mínima que pueden, como quien no quiere la cosa, te tocan o estrujan una teta. O las dos.
Por eso, cuando he visto que hay una polémica en “La Vanguardia” sobre cómo mirar un escote, su conveniencia o no, lo que significa y el protocolo para mirar un escote, argumentado por no sé cuántos profesionales, casi me siento mal. A fin de cuentas sólo son un par de tetas y su dueña puede hacer con ellas lo que le de la gana. Como suele decirse, la “suciedad” está en la mirada del otro (o la otra). Y yo lo único que tengo sucio son las gafas.

jun
24
2013
0

A la caza del pelo… para cortarlo

Una de las reglas del marketing es: Si no puedes ganar clientes para un producto, véndele más producto al mismo cliente”.

Esta premisa ha venido funcionando muy bien y ejemplos de ello son:  la crema dental, donde sólo bastó aumentar el diámetro del tubo para que se multiplicaran las ventas, el helado, que décadas atrás sólo apetecía en verano y que luego se reconvirtió en postre consumible todo el año o la extensión del territorio corporal para las cremas hidratantes o nutritivas: nuestras abuelas usaban crema facial, la crema corporal es mucho más reciente.

El caso es que hoy (más…)

feb
24
2013
0

Un botox de confianza

Como ya sabréis casi tod@s, las estrellas de Hollywood recurrirán al Botox esta noche, en la Gala de los Oscars, para evitar las antiestéticas manchas de sudor. Al inyectar pequeñas dosis en la piel, el Botox bloquea las acciones de los nervios que abastecen a las glándulas sudoríparas, evitando el sudor. Vamos, que no van a sudar la gota gorda pensando en si tienen que salir a recoger su premio con los brazos abiertos o plegados al cuerpo. En este caso todo puede ser resultado de los nervios. Sin embargo, un 3% de la población española padece la enfermedad conocida como Hiperhidrosis o exceso de sudor. A estas personas se suman las que, sin padecer la enfermedad, también sufren de incómodas sudoraciones. En estos casos, muy desagradables para quienes lo padecen, el bótox ya no es una cuestión de pura estética sino más bien de tranquilidad. Aún recuerdo a una amiga que nunca estrechaba la mano porque le sudaba y prefería decírtelo que pasar por el mal trago. Para otras personas supone cambiarse de ropa más de una vez al día, temer los actos sociales o incluso no poder abrazar a alguien.
¿Como actúa el bótox o toxina botulínica?
Relaja la actividad de las glándulas sudoríparas, disminuyendo el sudor en la zona tratada. Antes de aplicar el bótox te hacen una anestesia local en la zona de las axilas, palmas de las manos o plantas de los pies, según sea el caso. El segundo paso es la infiltración de la toxina botulínica, que se hace subcutáneamente
Empezarás a notar una disminución de la sudoración entre el cuarto y el séptimo día. Y el efecto del tratamiento puede durar entre 7 y 10 meses, según el metabolismo de cada persona.
Siempre, cuando se trata de tu salud o bienestar, consulta con un especialista de confianza o que te venga recomendado por alguien.

nov
24
2012
0

Retención de líquidos: un problema de mujeres

Quieres ponerte las botas y no te pasan por los tobillos. Llevas una semana a dieta y el cinturón te aprieta igual.

Muchas mujeres sufren retención de líquidos y las causas son diversas: desequilibrios hormonales, exceso de sal, alcohol o café y una alimentación poco saludable a base de alimentos enlatados y snacks. También los trastornos hepáticos, cardiacos o renales pueden ocasionar retención, igual que el uso de algunos medicamentos. Y la vida sedentaria tampoco es de gran ayuda.

Normalmente las zonas donde se produce la retención (más…)



Diseño http://www.si23.es