ago
22
2013
1

¿Mirar o no mirar un par de tetas?

Como la Loren, yo también me fijo en las tetas de las mujeres. Lo confieso. Se me va la vista cuando veo a una mujer luciendo orgullosa un escote generoso y, sobre todo, natural. Igual que me fijo en un peinado original, en la forma de mirar de una persona, en un tatuaje o en los zapatos. Volviendo al escote, debe ser porque tengo una estandar 85 c y las mías las tengo ya muy vistas. Y aunque he visto un montón de pechos de todas las formas habidas y por haber (es lo que tiene ir a playas nudistas) pienso cómo debe ser acariciar esos pechos suaves, duros, semi o blandos, además de tibios,
sin ninguna intención erótica o sexual, que eso ya es otro tema. Es en ese momento cuando entiendo por qué l@s niñ@s, a la mínima que pueden, como quien no quiere la cosa, te tocan o estrujan una teta. O las dos.
Por eso, cuando he visto que hay una polémica en “La Vanguardia” sobre cómo mirar un escote, su conveniencia o no, lo que significa y el protocolo para mirar un escote, argumentado por no sé cuántos profesionales, casi me siento mal. A fin de cuentas sólo son un par de tetas y su dueña puede hacer con ellas lo que le de la gana. Como suele decirse, la “suciedad” está en la mirada del otro (o la otra). Y yo lo único que tengo sucio son las gafas.

ago
09
2013
0

Incontinentes, gaseosas, estreñidas y malolientes. En toda regla. ¿Así nos ve la publicidad?

Tere nos pregunta varias cuestiones sobre publicidad y, como soy del ramo y he trabajado en el sector salud voy a intentar dar respuesta a esas cuestiones encantadísima:

“¿Por qué en la publicidad sólo las mujeres tenemos hemorroides, gases, pérdidas de orina, estreñimiento etc. etc.?” En España, aproximadamente el 25% de la población sufre estreñimiento, y de este porcentaje las mujeres, con un 75% nos llevamos la palma (entre ellas, una servidora durante unos cuantos años) porque es uno de los efectos de la retención de líquidos y la regla. El tema hemorroides va ligado al propio estreñimiento (un suplicio ir al baño, pero mejor me evito los detalles). Igual que la hinchazón después de comer. Pero el tema de los gases es igualitario, sólo que se supone que a nosotras nos da más reparo. En el caso de las pérdidas de orina también hemos sido “bendecidas” como las escogidas para padecerlas porque se debilita el suelo pélvico, bien sea por un embarazo, parto, la edad… Por ellos somos más meonas que ellos. Y a la publicidad le interesa dirigirse al máximo público posible, vamos, que como estamos “sembradas”, son temas que nos preocupan y normalmente realizamos la compra de medicamentos en el hogar, se nos escoge como público objetivo (nos identificamos con todos esos males). Otra cosa es que los anuncios sean  horrorosos, simples, poco atractivos e incluso nos idioticen. Por desgracia hace ya tiempo que la buen a publicidad escasea.

“¿Qué interés tiene para un hombre el saber como se coloca un tampax?” Ninguno Tere, ningunooooo. El anuncio al que te refieres (el de Amaya Salamanca) ha sido uno de los más criticados en nuestro sector por horroroso y poco creíble. A buena hora deja una mujer que un hombre meta mano en su bolso!!!! Y menos, por supuesto, explicarle cómo se pone un tampax.

“¿Los anuncios de compresas tienen que ser tan gráficos? ¿y siempre aludir al mal olor?”  Tere, ahí ya has tocado mi punto sensible. Si hay un producto que jamás ha realizado una buena campaña son las compresas. “¿A qué huelen las nubes?”¡horror! “Hola, soy tu menstruación”!más horror! Con las compresas puedes cantar, bailar, es una fiesta!!!!. En cuanto al olor es un argumento que se han sacado de la manga para vender. Sólo hueles si no cambias tu compresa con la frecuencia necesaria, en función de la cantidad de regla que tengas. Y aún así (voy a decir una marranada ) el olor sólo es perceptible si la compresa está cerca de tu nariz.  Tú no hueles, huele la compresa. Sólo debes cambiarla con más frecuencia.

“Los productos para las manchas de la ropa no funcionan”. No Tere, no funcionan. Pero en ese caso la culpa es del producto, no de la publicidad. Una buena campaña lo que tiene que conseguir es que pruebes el producto una vez. Y si no funciona el producto, te cambias a otro. También es cierto que la publicidad exagera. Pero aún no he visto a ningún consumidor poner una denuncia… Si es que somos carne de cañón. Y sí, se dirige a las mujeres porque se ha comprobado que en el momento que intentas poner a un hombre el producto no se vende. Nosotras seguimos siendo las encargadas de comprar los productos de limpieza… y de poner las lavadoras.

Es un tema del que podríamos hablar largo y tendido pero no quiero aburriros. Sólo fijaos en quién conduce los coches familiares o quienes consumen cerveza (nosotras no, desde luego, y menos a nuestra edad). Pero sobre todo daos cuenta de que si no tenéis una amiga o amigo con el pelo afro y grandes gafas de sol, no sois nada modernas. Ahí lo dejo…

ago
04
2013
0

Mi vida está vacía: no tengo Whatsapp

Ayer cogí el bus para volver a casa.  Al otro lado, en un espacio para 4 (dos de cara y dos de frente), tres mujeres y un hombre de unos 40 años, móvil en mano, no paraban de enviarse mensajes y reír a carcajadas. Escribía una de ellas y se partían. Contestaba la otra, y la otra y el otro y ya era un multiorgasmo de la risa. No se cruzaban una sola palabra. Como máximo un “¡ala!” o un “¿a sí?”. Yo, infeliz, me dediqué sólo a hablar con mi amigo y a mirar por la ventana. Vimos que el Palacio de Pedralbes ya había cerrado sus puertas y sus jardines estaban preciosos. Sudábamos sólo contando a las innumerables personas que aprovechaban para correr por la Diagonal. O patinar. En las paradas de bus había gente con maletas para viajar vete a saber dónde. El sol ya estaba cayendo y se recortaba la silueta de Sant Pere Mártir sobre un fondo rojo. Del parque Cervantes salía un grupito con toda la pinta de haber hecho picnic. Al girar la curva un coro de Godspel de 1.000 personas nos hizo la ola al ritmo de su música mientras un grupo de ratones bailaba la Macarena. Esto último me lo he inventado. Pero si hubiera pasado, que puede ser, yo, lo habría visto. Estoy triste porque veo todo lo que me pierdo por no tener whatsapp…

jul
30
2013
0

Iniciación al nudismo (con N)

 

 

 

 

 

 

 

 

Cosas que debes saber si vas a una playa nudista por primera vez: la más importante de todas, cuando te bañes por primera vez en bolas ya no querrás volver a ponerte bañador. Estás avisada.

- Si te crees que tooodo el mundo te mira cuando llegas y te desnudas, estás equivocada. Cuando ya lleves un rato ni te acordarás de que no llevas bañador.

- Si eres mujer y te sientas con las piernas flexionadas hacia el cuerpo se notará que es tu primera vez. Si eres hombre y rápidamente te tiras (no te tumbas) boca abajo, también.

- Mejor si vas acompañada por alguien que ya sea experto y actúe con naturalidad.

- El respeto es la máxima en la playa: no oirás música a toda pastilla (afortunadamente), la gente no pone sus cosas pegadas a las tuyas (ese maravilloso espacio vital) y comprobarás que las playas por norma están cuidadas y limpias.

- A los nudistas no nos gustan los grupos de personas que van todos con bañador.

- No está bien visto hacer fotos.

- No te de vergüenza mirar a tu alrededor. En las playas textiles se hace exactamente lo mismo.

- Hay una plaga inevitable y difícil de combatir que son los mirones. Al principio te molesta, en otros momentos los miras de forma descarada y retiran la mirada. Si tienes narices te puedes acercar y decirle “Anda, pero si yo conozco a tu mujer”. Si te dice “¿qué mujer?” siempre le puedes contestar  ”La que no tienes por mirón”. Si te molesta excesivamente tienes dos opciones: o cambiarte de sitio o acercarte a alguien que tengas próximo y alertarle del mirón. El movimiento en grupo en estos casos funciona.

- Otra especie indeseable es la de los “pajilleros compulsivos”. Puedes optar al movimiento grupal o acercarte con tu móvil, simular que le haces una foto y decirle “Ala campeón, hoy serás la estrella del canal de youtube “pajilleros on the beach”.

Otra ventajas del nudismo:

- Adiós a las antiestéticas marcas de bañador (aunque algunas personas las encuentran sexy)

- No vas a estar todo el rato con el cuerpo mojado por culpa del bañador. Te secas al momento.

- Ahorrarás en bañadores. Eso no quiere decir que la gente no se arregle para ir a la playa. Ya lo comprobarás.

Y te repito, no hay nada como darse un buen baño sin nada que te apriete y sin miedo a que se te salga una teta del biquini o los pelos de las ingles porque ya está todo fuera. ¡Buen chapuzón!

nov
01
2012
0

Mujeres sin reglas: todas somos una

Esta foto la tomó mi amigo Eduardo Storch, ginecólogo y fotógrafo,  cuando participó este año en el congreso de ALAD en La Habana. (más…)



Diseño http://www.si23.es