nov
24
2013
0

A Facebook no le gustan las arrugas

Facebook envejece. Leo que hace tres años la media de edad  era 36 años. Ahora, 40. Y eso a Facebook le preocupa. La dirección de esta red social ha reconocido que ha perdido influencia entre la población más joven. Las arrugas no le gustan, a pesar de que un 30% de sus usuarios tiene entre 45 y 54 años y que los mayores de 50 años tienen un 30% más de probabilidades de hacer clic en un anuncio que los menores de 30. La preocupación viene porque están perdiendo consumidores del futuro, según sus palabras. Prefieren a esos seguidores, que comparten y difunden más que “los veteranos”. Yo, que no soy una gurú como Mark Zuckerberg, y  casi podría ser su madre, me planteo dos cosas: si los que comparten son jóvenes, a sus contactos, probablemente como ellos, sí, aumenta la difusión, pero no las posibilidades de compra. Y por otra, ¿nadie le ha explicado a este chico que el mañana no existe, que los consumidores somos infieles por naturaleza, que las redes sociales están vivas y cada día cambian (pudiendo incluso desaparecer) y que más vale pájaro en mano (hoy) que ciento volando? De buen rollito, pero se está perdiendo a un público bastante más fiel, participativo y con mayor poder adquisitivo. ¿Larga vida al facebook?

nov
06
2013
0

Mi karma me tiene a prueba

Soy optimista por naturaleza. No lo puedo evitar. Pero hay cosas que me superan. Hace dos meses que estoy en lucha con Movistar. Resultado: pagar facturas de conexión a internet (que no tengo), reclamaciones al 1004, corte de línea, volver a dar de alta (previo pago de 23€) y sólo me queda reclamar en la oficina del consumidor. Orange: me dicen en septiembre que han gestionado la portabilidad y no es cierto. Hace una semana la moto no se me ponía en marcha. La pobre ya tiene 23 años, ya es vintage.  Sábado pasado se me estropea la cocina (suerte de un vecino/ángel de la guarda). Una de mis hermanas me dice que, cuando una genera energía negativa, los electrodomésticos se rebelan (pobre hermana). Ayer se me rompió el tacón de una de mis botas preferidas. Mi hija mayor no se acuerda de que tenía anílitica. Voy a pedirle cambio de hora al ambulatorio. Mi otra hija tiene hoy visita con el podólogo y tampoco puede ir. Paso por su ambulatorio a pedir otra hora. A la salida me subo en la moto y culea: llevo una rueda pinchada. En ese momento, sudando como una cerda con la cazadora, los guantes y el casco puesto no sé si ponerme a llorar, tirar la moto en el hueco del árbol o acercarme al tranvía y subirla para llegar al taller. Me pongo a andar sin rumbo fijo arrastrando la moto -lo que pesa la condenada- y una mujer me mira con pena y me indica que dos calles más abajo hay un taller.  Bajo la moto. Mi cabeza sólo pensaba “¿cuánto me va a costar la broma????”. Entro y me dice el hombre  ”¿Qué quería?”. “Cortarme las venas” le contesto. “¿Cómo dice?”. “Que se me ha pinchado la rueda trasera”. Media hora y  sólo 24 euros. No ha sido tan grave. Querido Karma. Si quieres joderme lo vas a tener difícil. Que por lo que a mi respecta eres algo parecido a un nombre de mujer en catalán.

ago
26
2013
0

Recetas de “pega” para quedar como una reina

Aviso: esta información podría ser un insulto para las grandes cocineras, puristas de los ingredientes o fans “bulliciosas”. Para el resto de las mortales, como yo, no tiene precio.

Cuando mi madre, la mejor cocinera del mundo, me hablo de Falsarius Chef, se me abrió el cielo. Si ella, la nº 1  de los guisos, de las sopas, de los pasteles, de los callos y la ropa vieja decía que el libro era buenísimo, necesitaba comprármelo. A mi no me disgusta cocinar. Pero pensar “¿qué hago para comer?” me cuesta mucho más que hacer el sudoku nivel avanzado. Así que eché un vistazo al libro y es pornografía pura para nuestras abuelas, pero es de un erotismo sublime para las “impostoras” como yo. Algunas de las recetas son “Paella Hereje”, “Hot-Dior (perrito caliente de marca), “El foie en tiempos de crisis”, “Judías verdes a la traicionera”, “Pollo al sobre (de sopa)”… Ésta última me quedó buenísima.

Para que os hagáis una idea el libro que tengo en mis manos ya lo avisa en su portada: “Astutas recetas de cocina con latas, botes y congelados para quedar como un puñetero chef”.

Os dejo el link de su blog. Vale la pena que echéis un vistazo…

http://www.falsariuschef.com/

ago
24
2013
0

Oprah, se te ve el plumero

Hace ya unos días leí que la estrella estadounidense Oprah Winfrey – presentadora de televisión, productora, actriz y empresaria multimillonaria – denunció haber sido víctima de racismo en Suiza porque una dependienta se negó a enseñarle un bolso de 35.000 €, alegando que era muy caro. En ese momento me entraron retortijones. Al leer que la oficina de Turismo de Suiza le pidió perdón por el trato recibido, el dolor fue en aumento. Pensé que era algo pasajero. Pero cuando hoy he descubierto que hace unos años ya había denunciado que en la tienda Hermès de París no la habían dejado entrar por ser negra cuando en realidad era que la tienda estaba cerrada ya mi cuerpo jotero no ha aguantado más. Lo que le duele a esta señora es su ego. Probablemente sea la impulsora de la famosa frase “Usted no sabe con quién está hablando”. Pero lo que más me duele es que hable con toda naturalidad de comprarse un bolso de 35.000 € cuando la mayoría de la gente recicla hasta las bolsas del Mercadona (por ecología y por ahorrarse los 0,02 céntimos). Ojalá pudiera decir ahora aquella famosa frase que inmortalizó el arisco pero sincero Fernando Fernán Gómez: “Váyase usted a la…”

Publicado por en: Sin categoría | Etiquetas: , , ,
ago
04
2013
0

Mi vida está vacía: no tengo Whatsapp

Ayer cogí el bus para volver a casa.  Al otro lado, en un espacio para 4 (dos de cara y dos de frente), tres mujeres y un hombre de unos 40 años, móvil en mano, no paraban de enviarse mensajes y reír a carcajadas. Escribía una de ellas y se partían. Contestaba la otra, y la otra y el otro y ya era un multiorgasmo de la risa. No se cruzaban una sola palabra. Como máximo un “¡ala!” o un “¿a sí?”. Yo, infeliz, me dediqué sólo a hablar con mi amigo y a mirar por la ventana. Vimos que el Palacio de Pedralbes ya había cerrado sus puertas y sus jardines estaban preciosos. Sudábamos sólo contando a las innumerables personas que aprovechaban para correr por la Diagonal. O patinar. En las paradas de bus había gente con maletas para viajar vete a saber dónde. El sol ya estaba cayendo y se recortaba la silueta de Sant Pere Mártir sobre un fondo rojo. Del parque Cervantes salía un grupito con toda la pinta de haber hecho picnic. Al girar la curva un coro de Godspel de 1.000 personas nos hizo la ola al ritmo de su música mientras un grupo de ratones bailaba la Macarena. Esto último me lo he inventado. Pero si hubiera pasado, que puede ser, yo, lo habría visto. Estoy triste porque veo todo lo que me pierdo por no tener whatsapp…



Diseño http://www.si23.es